abril 03, 2009

PSP y persianas

Esta mañana pensé que sería distinta. El Sol entra con todo su esplendor por mis ventanas. Mis ecológicas persianas hacen como que cubren tanta iluminación y por eso las quiero, porque aunque no puedan en esas condiciones y hayan sido creadas precisamente para eso, le "echan ganitas". Hasta "me caen bien". Pero a las 09:35 de la mañana me sentí observado, a pesar de estar desayunando en las sillas del Rey Arturo un plato con cereal y no tener frente a mi ni la lenta computadora que por el momento uso (y que, esa sí, comparto). Quise aturdir un poco mi mente a esa hora de la madrugada y lo más conveniente era pasmarme con el Play Station Portable (PSP) que justamente estaba en la mesa, junto a mi. Pero cuando lo quise encender apenas se dibujó la foto que tengo asignada como fondo y en menos de tres segundos se desvaneció (ojalá fuera así en la vida real)... Entonces comprendí quién me observaba.

Por cierto, ayer publiqué mi primer video en el Eje. Ya había producido otros tantos pero éste es el primero al que le agrego mi firma. Es el primero de muchos y sé que cada día serán mejores. Aquí se los dejo, posteado después de este maravilloso poema de Sabines que me arrancó un par de lágrimas y que escuché en mi iPod en la voz de Malena Durán, a quien se le ocurrió cantar 12 poemas del chiapaneco y presentar un disco con el nombre "Jaime Sabines: La Primera Lluvia del Año". Odio el "shuffle" del iPod...

Me encontré un video con la voz del poeta, pero me abstengo los comentarios de la producción y utilización de las imágenes. Lo mejor es el audio.




Tu cuerpo está a mi lado
fácil, dulce, callado.
Tu cabeza en mi pecho se arrepiente
con los ojos cerrados
y yo te miro y fumo
y acaricio tu pelo, enamorado.
Esta mortal ternura con que callo
te está abrazando a ti mientras yo tengo
inmoviles mis brazos.
Miro mi cuerpo, el muslo
en que descansa tu cansancio,
tu blando seno oculto y apretado
y el bajo y suave respirar de tu vientre
sin mis labios.
Te digo a media voz
cosas que invento a cada rato
y me pongo de veras triste y solo
y te beso como si fueras tu retrato.
Tú, sin hablar, me miras
y te aprietas a mí y haces tu llanto
sin lágrimas, sin ojos, sin espanto.
Y yo vuelvo a fumar, mientras las cosas
se ponen a escuchar lo que no hablamos.




Bueno, bueno, ya... aquí el video:


video

2 comentarios:

no-title dijo...

Jaja... Y ¡¡ JAIME SABINES RULES, TOO¡¡¡

no-title dijo...

Jaja... Y ¡¡ JAIME SABINES RULES, TOO¡¡¡