marzo 25, 2009

Aguanten tantito...


Debo disculparme con mi primo Delgado por que sé que ha visitado este dichoso blog unas cuantas veces, incluso a posteado algún comment y yo no he podido ni siquiera revisar el suyo. A la extraña persona que me visita todos los días entre las 10:30 y las 14 horas se le ha de hacer raro no ver ningñun nuevo post desde hace unos días. Incluso creo que desde Burbank, California, también se extrañan de mi ausencia. La razón es muy sencilla: mi vida cambió en muchos aspectos y el futuro se vislumbra muy prometedor. Dejé atrás una relación que duró casi nueve años y ahora me adapto a las nuevas circunstancias y, sobre todo, a mi nuevo ritmo de vida.

Debo disculparme especialmente con Mi Corazón, destinatario del 90 por ciento de estos escritos y que también me sigue leyendo. Aunque los dos sepamos del daño irreversible que eso nos provoca -o quizá los dos también sabemos que cada vez estamos más lejos/cerca-. No es un galimatías, es simplemente ROMA.

Espero escribir pronto, ya me hace falta. Tengo pendiente un cuento de Burbank y otro, muy especial, que tengo en la cabeza sobre un recorrido por el Centro Histórico de la Ciudad de México.

5 comentarios:

ANGIE dijo...

ES UN PRIVILEGIO VISITARLO DE 10:30A 14.
LO FELICITO POR SU BLOG Y POR SU BUEN GUSTO MUSICAL.

Jorge Villalpando Castro dijo...

¿Quíen eres Angie? ¿De dónde saliste y a qué te dedicas? Al menos dame una pista, al menos dime si te conozco...

Angie dijo...

Querido escritor,para mi desgracia no... no nos conocemos en realidad caí en su blog visitando otros blogs y aquí me quedé, cada una de sus entradas me atrapan me resulta magnifica su sensibilidad, su buen gusto musical,su soltura en la narración me resulta tan llena de poesía y pasión. Lo he dicho muchas veces, cualquier mujer se sentiría como una diosa a tu lado...
En horabuena muy buen blog.

Jorge Villalpando Castro dijo...

Puedo asegurarte que no cualquier mujer se sentiría una diosa a mi lado; de hecho, sòlo una sola mujer no quiso estar. Ya me dijiste que no nos conocemos pero sigo intrigado en saber quién eres, a qué te dedicas y qué es de tu vida. Gracias por todos esos comentarios favorables. Seguimos en contacto.

Angie dijo...

Lo que realmente es una lástima es que no a cualquiera le toca ese lugar, ella se lo pierde. (ja…)
Espero que el desamor no lo convierta en una estatua por el contrario que lo sume a la lista de experiencias que ha adquirido en su vida ya que es lo que nos hace ser quien somos, y claro dan lugar a la creación de sus textos líricamente ricos y bellos sin ser cursis lo cual se le agradece.
No deje de escribir ni de darnos sus valiosas recomendaciones musicales y fílmicas, tampoco trate de olvidar por la fuerza es imposible, es inútil intentarlo, no tiene sentido. Lo que sí se puede hacer darle un respiro a la mente, buscar nuevos caminos.
Mi nombre es Angélica, vivo en el D.F., tengo 28 años, soy auditor, amo y no puedo evitarlo, me considero casi feliz y eso me resulta suficiente.
Leo y me doy cuenta que tiene tanto que decirnos.
Gracias por dedicarme unas líneas en su blog en verdad lo aprecio.
Saludos.